Páginas

viernes, 28 de julio de 2017

Celsius 2017: Al año que viene ¡REPITO!



     Mira que yo no tenía pensado dedicarle una entrada al Celsius 232, ese mítico festival asturiano donde se da cabida a todos los amantes del terror, la fantasía y la ciencia ficción, pero es que me lo he pasado tan bien y me he sentido tan arropada en todo momento que ha sido inevitable y aquí está: no una crónica, más bien una serie de impresiones sobre una experiencia que estoy deseando repetir al año que viene. Podría enrollarme lo que no está escrito, pero intentaré ser lo más breve posible además de dar una serie de recomendaciones si, como yo, nunca has estado en el Celsius y no sabes qué te vas a encontrar (mucha comida, muchos libros y mucha gente maja).

RECOMENDACIONES A TENER EN CUENTA SI ES LA PRIMERA VEZ QUE VAS:

1.    El viaje. Si Avilés os pilla muy lejos (y si tienes poderío, es decir, dinericos y poca paciencia) no hagáis la locura que hice yo de ir en tren. Fueron más de siete horas que no le recomiendo ni a mi peor enemigo. Si de verdad valoráis vuestro tiempo (y cordura) lo mejor es que cojáis un vuelo rumbo a Asturias. El que sea. La experiencia de estar tanto tiempo sentados y confinados en un espacio tan reducido (con niños llorando y un señor roncando –de mayor quiero ese superpoder que consiste en quedarse durmiendo nada más cerrar los ojos) es significado de muerte por aburrimiento. Por suerte para mí, iba acompañada por Carbaes y Laura a las que les doy las gracias por amenizar un viaje que se me hizo eterno no, lo siguiente.
2.   Dónde dormir. Aquí cada cual irá a lo que pueda, pero si sois un culo fino como yo y no os podéis dormir a menos que haya silencio y la cama sea medianamente cómoda os recomiendo que invirtáis parte del presupuesto en un hotel. Si no dormís bien probablemente no disfrutéis del Celsius en todo su esplendor. Yo que voy ya para persona mayor me alojé en el Silken, muy cerca de donde se celebra el festival, y puedo decir que vale cada euro que pagué.


3.    Dónde comer. Dónde os digan y dónde haya más gente. Sin más. Si vais acompañados de gente que ya ha estado otros años y de asturianos y asturianas, seguid a pies juntillas sus consejos de bares y restaurantes en los que reponer fuerzas (os hará falta).


4.  Qué ver. Todo. Coged el programa del festival e id a todo lo que podáis. Tanto charlas y presentaciones de libros y autores y autoras que conozcáis como de los que no. Eso es parte de la magia del Celsius: que nunca sabes qué libros te van a apetecer comprar porque has estado delante de su autor y te lo ha metido tan bien por los ojos que, al final, acabas cayendo sin querer. 

Y ahora viene lo bueno. El meollo del asunto: la experiencia Celsius. Y es que no tengo más que buenas palabras, en primer lugar, para todas las personas que forman parte de la organización que nos han brindado una semana llena de buenos momentos, encuentros con grandes escritores y escritoras, la posibilidad de escucharlos y que nos firmen los libros. Mención especial a Cristina Macía que iba como loca de presentación en presentación y que me pareció una auténtica fenómena en sus interpretaciones y por supuesto a Diego García, el interprete de los pesos pesados que hicieron su aparición en el Celsius. Aún no sé cómo es capaz de escuchar a la vez que traduce. Magia y todo un placer escucharlo. Por supuesto, a toda la gente de la organización que está ahí, pero que no se ve.

En cuanto a presentaciones y charlas decir que me faltaban horas para poder ir a todas y creo que es algo que recomiendo encarecidamente: intesere o no, id. En más de una ocasión me dieron ganas de salir corriendo a por el libro del que estaban hablando y ahí reside gran parte de la magia del Celsius: que estás en contacto directo con los autores y autoras. En mi caso me lo pasé de muerte en las charlas de Joe Abercrombie y Joe Hill. Convirtieron horas en minutos de lo amenas y divertidas que hicieron sus charlas. Mención especial a Lisa Tuttle y Ann Leckie, que rebosaron ternura y buen rollo por los cuatro costados y OJALÁ al año que viene podamos disfrutar de más autoras extranjeras de su talla porque son muy necesarias para el género. En sus charlas dieron mucha caña y una de las preguntas del público – en las que se mencionaba al patriarcado- hizo que algunos señores se dieran la vuelta algo indignados. Lo que me reí no tuvo precio. Por si no lo sabías únicamente se han confirmado a Abercrombie y a Tad Williams para el próximo año. Aún no pierdo la esperanza de que me traigan a Robin Hobb, Kameron Hurley o a Nora K. Jemisin. Por pedir que no quede.

   Pero ¿qué sería del Celsius sin los autores y autoras nacionales? Asistí a la presentación de Malenka Ramos y salí con unas ganas tremendas de comprar su libro. También escuché con evidente placer la mesa redonda sobre la novela corta, y más teniendo a FelicidadMartínez y a Gabriella Campbell en ella, aunque a última hora subieron a NievesDelgado y mi placer se multiplicó por mil ya que había estado dando la tabarra con su novela 36 a medio Celsius. Pero creo que el summún de todas las presentaciones para mí fue la de Alucinadas III. Ver a tantas mujeres dedicadas al género y la forma en la que se presentó la charla, muy divertida y llena de humor, fue toda una experiencia. Mención especial al traje de Los Cazafantasmas que llevaba Sofía Rhei –molaba un puñao-. Ni qué decir tiene que la mesa redonda que organizó La Nave Invisible en el hotel 40 Nudos junto a Lisa Tuttle, Gabriella Campbell y Elia Barceló fue lo mejor del día y un auténtica maravilla escucharlas hablar sobre géneros. 



     El sábado por la mañana fue mi último día en el Celsius y justo por la tarde se celebraba una de las presentaciones a las que más ganas le tenía: la de la Editorial Cerbero. Pero tuvieron la maravillosa idea de organizar un encuentro entre lectores y autores y autoras la noche anterior y me morí de amor allí mismo. Tuve el placer de que las autoras que han publicado con ellos como Lola Robles, Nieves Delgado, Conchi Regueiro, Sofía Rhei y Alicia Pérez Gil, me firmaran sus libros. Solo por esos pequeños momentos con cada una de ellas ya mereció la pena las más de siete horas que me había pasado en el tren para llegar a Asturias. Si aún no habéis caído en la tentación con alguno de sus libros no sé a qué estáis esperando.


Y por si no lo sabíais, el Celsius no es solo libros y comida, también se traduce en personas con las que compartes gustos y aficiones. Este año he tenido la oportunidad de desvirtualizar a un montón de personitas que venía siguiendo por Twitter desde hace unos cuantos años y han sido momentos un poco incómodos, pero a la vez muy chulos como el encuentro con Javi, Sara, Oly y Tinuwel, el de Dani e Isa o el de Alex que fue un valiente y me buscó específicamente. También me presentaron a gente que no conocía como Alex, Bandinelli o Khardan y que espero volver a encontrarme al año que viene. Por último, no puedo dejar de mencionar a Núria que vino a recogernos a la estación y que, creo, me tenía un poco de miedo el primer día por mi cara de mala leche por culpa del viaje. Hacedle caso si os recomienda algún sitio para comer porque es de allí y sabe de lo que habla. Al grupo de chicas que me acogió como si fuera una más y que me hicieron sentir como si llevase hablando con ellas un montón de tiempo: Laura, Enerio, Vanesa, Omaira e Ithil. Los desayunos y las comidas no tuvieron precio a vuestro lado. 

















Y hasta aquí llega lo que para mí ha sido el Celsius 2017. Sin duda toda una experiencia que no voy a olvidar facilmente, tanto por la gente como por el lugar y que me ha hecho disfrutar de cada uno de los días que estuve en Avilés y que, si Don Dinero me lo permite, volveré a repetir las veces que haga falta. 

lunes, 27 de febrero de 2017

Reseña "Finnikin de la Roca", de Melina Marchetta #AdoptaUnaAutora

Finnikin de la Roca
Crónicas de Lumatere #1
Autora: Melina Marchetta ~ Traducción: ~ Número de páginas: 480

Finnikin de la Roca y su guardián, Sir Topher, llevaban diez años sin pisar su querido hogar, Lumatere. No habían ido desde los días oscuros en que asesinaron a la familia real y el reino cayó bajo una terrible maldición. Pero entonces le dicen a Finnikin que se reúna con Evanjalin, una joven que afirma algo increíble: el heredero al trono de Lumatere, el príncipe Balthazar, está vivo. Evanjalin está convencida a volver a casa y es la única que puede llevarles hasta el heredero. Pero Evanjalin no es lo que parece. Y la verdad no sólo pondrá a prueba la fe de Finnikin en ella... sino en sí mismo. Una espectacular saga de fantasía épica repleta de magia ancestral, intrigas políticas y romance que robará el aliento a los lectores. Una narración adictiva, ágil y cuidada sin abusar de las habituales descripciones que suelen acompañar a esta clase de relatos fantásticos. Tanto chicos como chicas se verán terriblemente atraídos por la evolución de su protagonista, Finnikin. Una excelente opción para los jóvenes amantes de la fantasía tradicional que disfrutan leyendo Donde los árboles cantan (SM), El Legado (Roca) o Canción de hielo y fuego (Gigamesh).




Finnikin de la Roca es la primera parte de la trilogía fantástica “Crónicas de Lumatere” y sigue al protagonista, Finnikin, en la desesperanzadora búsqueda del heredero al trono de Lumatere y la salvación de su pueblo que, tras caer sobre él un maleficio, los deja separados. Tanto a los de dentro, a merced del rey traidor, como a los de fuera, exiliados que nadie quiere ver vagando en sus reinos. La existencia de una profecía y la llegada de una novicia, que ha hecho un voto de silencio, serán los desencadenantes del periplo de Finnikin por salvar a su pueblo.

¿Se puede catalogar a un libro como fantástico sin que casi aparezcan elementos fantásticos en él? Sí. Finnikin de la Roca es el claro ejemplo de ello. Prácticamente es un cuento de los de antaño, con sus caballeros andantes, sus consejeros, sus príncipes y princesas; las traiciones e intrigas de palacio; los secretos escondidos y silenciados y mucho más. En cuanto al elemento fantástico, aunque no tenemos dragones sí tenemos una maldición y el poder de algunas mujeres de caminar en los sueños de otras personas. Y ahí se queda lo fantástico para entrar en el tema recurrente de todo el libro: la liberación de un pueblo que ha sufrido durante más de diez años en manos del rey traidor. Respecto a este último, la autora no escatima esfuerzos en pintarlo, a él y a sus secuaces, como la peor enfermedad que ha podido sufrir Lumatere. Robos, asesinatos y violaciones. Este último es uno de los temas que más me ha llamado la atención en la novela. No se romantiza, ni se suaviza. Se narra tal y como es. Existe y no se deja sin castigar (que ya era hora).

"[...] La muchacha apretó los puños y caminó hacia delante.
-¿O eres una de las oscuras adoradoras de Sagrami, empeñada en más destrucción?
-Si lo soy, quémame en la hoguera, Finnikin –gritó-. Como hicieron la última vez que descubrieron que el rey había muerto en Lumatere. Se tiene que culpar a alguien. Alguien tiene que morir. Porque eso es lo que ocurre cuando los hombres lógicos no pueden explicar por qué una anciana tiene las manos manchadas con la sangre de una inocente, o por qué otra puede caminar por los sueños de nuestra gente. Lo que no entendéis, lo destruís.

Marchetta es una buena cuentacuentos, pero no hila muy fino. Sí, presenta una historia atractiva con una incógnita que te hace seguir leyendo capítulo tras capítulo, pero a veces peca en la velocidad con la que los protagonistas llegan a su destino. En ese aspecto, la caracterización de cada una de las ciudades que visitan los protagonistas quedan descritas con un par de pinceladas y que se habla un idioma distinto al lumaterano. Aún así, en general, el trasfondo de la historia es decente y conserva ese aire fantástico rodeado de secretos.
Creo que si en algo destaca la autora es en crear personajes y el drama personal que los acompaña. No solo los protagonistas, Finnikin y Evanjalin, tienen muchos tonos de gris, también los secundarios. Y es fantástico, porque le dan otra dimensión a la trama, mucho más amplia. No todo se queda reducido al punto de vista de ellos dos, también se ve el otro lado de la moneda. Desde los exiliados, los que se han cansado de luchar, los que viven esperando un milagro para su amada Lumatere hasta los que se han quedado dentro del reino bajo la dictadura del rey traidor (que en realidad entre ellos lo llaman el rey cabrón). Al final todos acaban siendo personajes muy queridos y es que existe un gran sentimiento de unidad entre ellos, como pueblo y como vecinos.
Aunque Finnikin aparezca en la sinopsis como casi el protagonista absoluto de la novela, creo que la presencia de Evanjalin es mucho más destacable que la suya. Mucho antes de que decida abrir la boca, la autora ya da a entender que no es la típica heroína tonta a la que un caballero andante tiene que rescatar. Evanjalin suelta sapos y culebras cuando es necesario, manipula, desafía y lleva al límite a muchos personajes. Es una guerrera, aunque no empuñe una espada. Su arma es la palabra, un carácter que le hace frente hasta a una montaña y la sólida convicción de que dentro de Lumatere los necesitan. Y ya que estamos hablando de los protagonistas, hablemos de la relación que los une. Muy bien llevada, dirigida a un público más adulto, y que tiene parte de realidad. No existe es flechazo a primera vista, de hecho nos presentan a Evanjalin casi como un estorbo para los planos de Finnikin, pero a medida que ambos personajes evolucionan y se va conociendo más sobre sus motivaciones y anhelos, todo empieza a cuadrar. La atracción física -lo primerísimo que aparece- y el amor que ambos sienten por su pueblo son los elementos que finalmente los unen. Son una pareja que da unos diálogos tremendamente serios, pero tiene otros muchos divertidos, jocosos y pícaros. En ese aspecto, creo que Melina Marchetta ha dado en el clavo a la hora de tratar las relaciones sexuales. Las bromas, los gestos, los guiños y codazos hacen de esas partes de la narración algo muy fresco, natural y divertido. Y no únicamente entre hombres, también existe esa complicidad entre mujeres. Y me parece maravilloso.
Como último apunte, decir que esta es una relectura para el proyecto #AdoptaUnaAutora. La primera vez lo leí en inglés y esta segunda en castellano y he notado bastantes diferencias en la historia. En su gran mayoría en diálogos que parece que pierden un poco el sentido o se vuelven más serios de lo que deberían. Por lo tanto, mi recomendación es que -sin desmerecer la traducción, por supuesto- si tenéis oportunidad, lo leáis en inglés. Para saltar esas pequeñas diferencias y así poder disfrutar de la prosa de Marchetta como toca.
Esta entrada forma parte del proyecto "Adopta una autora"

sábado, 14 de enero de 2017

¿Quién es Melina Marchetta? #AdoptaUnaAutora


Melina Marchetta, australiana de nacimiento, pero con ascendencia italiana, es una de las autoras de su país con más renombre en cuanto a literatura YA. Entre los numerosos premios que se le han concedido destacan el Aurealis Award y el Michael L. Printz Award. Entre los galardonados encontramos escritores y escritoras de renombre como Trudi Canavan (La Maga), Jandy Nelson (Te daría el mundo), Jane Teller (Nada), Max Barry (Lexicon), Paolo Bacigalupi (El cementerio de barcos) o Andrew Smith (Jungla de saltamontes). Siendo así ¿por qué la vemos tan poco en España? Todas sus novelas, a excepción de dos, han sido traducidas al castellano por diferentes editoriales, pero parece que sus historias no hayan podido atravesar esa barrera llamada moda editorial, en la que nos bombardean constantemente con el último libro revelación y sucesivas copias de él.
Su carrera como escritora empezó cuando tenía 21 años, pero no fue hasta que se decidió a contar en sus novelas parte de lo que había sido su infancia y adolescencia cuando realmente le llegó el éxito. Define a su yo adolescente como una florero (Entrevista en The Hubb), pues su timidez, sus raíces italianas y cierto problema de aprendizaje no se lo pusieron fácil durante sus años de instituto. Todo ello, hicieron que abandonara los estudios cuando cumplió 15 años y se pusiera a trabajar. Toda esa experiencia, sumaba a la ayuda inquebrantable de su madre, hicieron que Marchetta volviera a estudiar para convertirse en maestra. Más tarde, llegaría una de sus primeras novelas.

Algo que se ha de destacar de Melina Marchetta es que es una de esas autoras que tiene conciencia del público al que van dirigidos sus libros. No con ello se quiere decir que tengan una moraleja oculta, pero las situaciones que muestran, así como los temas en los que la gran mayoría de ellos se centra (multiculturalidad, la importancia de la familia, depresión) hacen de ellos historias de las que sacar un bueno ejemplo de cómo tratarlos. Principalmente, su obra está englobada dentro del género “coming-of-age” (os podéis divertir un poco con la definición que hay en wikipedia de este término aquí) en el cual la evolución personal del protagonista es el centro de la trama, junto a un sinfín de situaciones propias de la edad. Un gran ejemplo de ello son las dos primeras novelas de la autora “Buscando a Alibrandi” (Alba, 1.995) y “Salvando a Francesca” (Círculo de lectores, 2.003), ambas con protagonistas italianas que están perdidas y empiezan a buscarse a sí mismas, descubriendo que la familia y sus raíces son una parte muy importante de ellas. La propia autora, en varias entrevistas ha afirmado que ambas novelas tienen algo de autobriográfico, pues ella misma tiene ascendencia italiana y muchas de las situaciones por las que ha pasado son las mismas que podemos leer en ellas. Ambas historias han ganado multitud de premios que podéis consultar en sus respectivas fichas de Goodreads (aquí y aquí), pero me gustaría destacar que "Looking for Alibrandi" ha sido, durante muchos años, una lectura obligatoria en los institutos australianos e hicieron una adaptación a la gran pantalla de ella y de la que, seguramente, os hable en próximas entradas. Pasando a otro de sus libros "En el camino de Jellicoe" (Molino, 2.012) es, quizá, uno de los dramones más grandes que ha escrito. La mayor parte de las opiniones que he leído dan a entender que las desgracias que ocurren en la historia son demasiadas para los protagonistas. Será una de las próximas reseñas que veáis aquí.

Y si nos vamos a otros géneros, Marchetta demuestra que es capaz de enfrentarse a la fantasía y salir con muy buena nota de ella. Su primera incursión en el género, "Las crónicas de Lumatere", tiene tanto admiradores como detractores. No deja de ser una novela fantástica al uso, con sus princesas y caballeros, pero con pocos elementos que resalten esa parte fantástica y se quede, más bien, en una novela de personajes e historia. Tanto que la autora se atreve de nuevo con temas más propios de personas adultas, como la soledad, la necesidad de pertenecer a una comunidad, las raíces de las que venimos e, incluso, con trastornos psicológicos -podéis leer más sobre esto último aquí, aunque ojo con los spoilers-. "Finnikin de la Roca" (Molino, 2.012), "Froi del Exilio" (Molino, 2.012) y "Quintana of Charyn" (aún sin publicar en castellano) no dejan indiferente a nadie. Por mi parte, son los libros que más me han gustado hasta el momento de ella.

Por si fuera poco, Marchetta también tiene en cuenta a los lectores más pequeños de la casa y en 2.012 participó con un cuento en la recopilación "I Met A Martian and Other Stories" (Puffin, 2.012) que reunía a los mejores escritores y escritoras australianos y cuyos beneficios irían a Sidney Story Factory, una asociación que se encarga de los niños y niñas en riesgo de exclusión social, dándoles un lugar donde puedan usar su imaginación. También cuenta con "The Gordon in the Gully" (Puffin, 2.010) , otra historia para niños que tiene como protagonista al hermano pequeño de uno de los personajes de "En el camino de Jellicoe". El usar personajes secundarios en otros libros, ya sea para profundizar en ellos o porque se merecían una historia para ellos solos, es algo recurrente en la autora. Ejemplo de ello son las historias cortas "Ferragos" y "Lady Celie", que complementan a la trilogía "Las crónicas de Lumatere" o "The Piper's son" (Viking, 2.010) que retoma la historia de los protagonistas de "Salvando a Francesca".

Y ya para ir finalizando, la última novela que ha escrito "Tell the truth, Shame de devil" (Mullholland Books, 2.016), adentrándose en un panorama más adulto y cuyas críticas están siendo más que extraordinarias teniendo en cuenta que toca temas como el racismo, la inmigración (tema muy recurrente en las primeras novelas) y la mentalidad que tiene la sociedad respecto a estas personas, que solo buscan un lugar mejor en el que vivir. Si sentís curiosidad, podéis leer unas pocas aquí.


Fuentes consultadas:
Ficha de la autora en Goodreads // Melina Marchetta // Biography // The Hubb // The Conversation // The Sindney Morning Herald // La Nave Invisible // IMDb

Esta entrada forma parte del proyecto "Adopta una autora"

lunes, 9 de enero de 2017

Lo mejor del 2016

¡Hola a todos!

Como viene siendo habitual durante estas fechas, toca echar la vista atrás y hacer recuento de los libros leídos durante 2.016 y destacar aquellos que realmente han hecho mella en mi yo lector (muy profundo esto) y que se merecen un lugar de honor en el top de lecturas.
Si pasamos a Goodreads para hacer balance, me chivan que he leído un total de  53 libros y 21.544 páginas. De entre los cuales 32 han sido escritos por mujeres y 21 por hombres. Lo que me produce una gratificación enorme, porque una de mis metas lectoras para el 2.016 era conseguir (o por lo menos acercarme) una lista de lecturas igualada en ese aspecto. Tengo muy claro que el mes de octubre, el mes de las autoras, ha sido un punto de inflexión clave para que eso cambiara y puedo decir que hasta el momento, he seguido leyendo únicamente a autoras (aproximadamente unos 5 meses). No sé cuándo me apetecerá volver a leer autores, pero por ahora tengo tantas autoras pendientes que con las que quiero iniciarme que ellos han pasado a un segundo plano. Con esto no quiero que nadie me tilde de feminazi ni barbaridades por el estilo. Simplemente es lo que me apetece leer ahora. Y ya está. Esto dará para una entrada larga y reflexiva que espero publicar de aquí a unos meses.
Pero aquí hemos venido a hablar de mis mejores lecturas, así que siéntate con un café/té o lo que más te apetezca beber. Están ordenadas según fecha de lectura, sin más. Espero que os llevéis alguna apuntada y me contéis más tarde qué os han parecido.


En el corazón del mar ~ Nathaniel Philbrick

Siendo sincera, fui a ver su adaptación al cine porque tengo una pequeña debilidad con Chris Hemsworth y  su espalda-armario. Dejando eso de lado, la película me pareció maravillosa en muchos aspectos, pero el libro la supera con creces y se pueden disfrutar por separado sin ningún impedimento. La novela es un grandísimo aporte por parte del autor, que se ha dedicado a recoger pequeños trozos de la historia de los cuáqueros, su vida y costumbres y los eternos viajes en busca de ballenas para hacer aceite. Los retos y miserias que han de superar los navegantes del Essex es, sin duda alguna, un relato escalofriante aún sin una Moby Dick real. Vais a pasar sed, ya os lo advierto.


<<Primero vieron huesos esparcidos por los bancos remeros y el empanado, como si la ballenera fuese la guarida de una feroz bestia que comiese carne humana. Luego vieron a dos hombres. >>


*Actualmente lo tenéis en las rebajas de El corte Inglés por 5'95€. Yo no me lo pensaría mucho.



La guerra no tiene rostro de mujer ~ Svetlana Alexiévich

Parece que nunca ha habido algo tan silenciado como la figura de la mujer en la guerra. Con este libro, Svetlana les está dando voz un millón de ellas, que participaron en la II Guerra Mundial y que, si no se buscan, no aparecen por ningún lado. Escalofriante, perturbador y un grandísimo compendio de historias reales, de testimonios de uno de los mayores conflictos del ser humano. La guerra cambia no solo a los hombres, también a las mujeres. Porque ellas también lucharon por su patria.


<<Pilotábamos aviones de caza. La altura por sí misma ya era una enorme carga para el organismo femenino, a veces la barriga se nos pegaba a la columna vertebral. Pero ¡las chicas volábamos y derribábamos a los ases de la aviación. ¡Así era! ¿Sabe?, los hombres nos observaban perplejos. Nos admiraban...>>





Una habitación propia ~ Virginia Woolf

La primera novela que leo de Virginia y que no será la última, porque “Una habitación propia” es una de las mejores reflexiones que he leído acerca de los roles que se le encasquetan y los campos que se le estaban vedados por el simple hecho de haber nacido mujer en un mundo de hombres. Puedo definir “Una habitación propia” como un tsunami: no te das cuenta de lo que se te viene encima hasta que tienes la ola por encima de ti y después te arrastra. A partir de ahí ya no hay vuelta atrás. El peso de las generaciones pasadas recae sobre ti y la visión del mundo cambia. Las gafas moradas no son de quita y pon.


<<Por eso Napoleón y Mussolini insisten con tanto énfasis en la inferioridad de las mujeres, porque si ellas no fueran inferiores, ellos no serían superiores.>>




Mujeres sin pareja ~ George Gissing

Este es uno de los flechazos que tuve a principios de año, porque Alba se está convirtiendo en mi talón de Aquiles. “Mujeres sin pareja” tiene como tema central la independencia económica de la mujer en una época en la que únicamente podían ser esposas o maestras. Las protagonistas crean una escuela para formarlas, no solo para un oficio, también para inculcarles nuevos valores diferentes a los que les han enseñado desde pequeñas. Aprender a defender sus intereses, hacerse valer por sí mismas y sobre todo, respetarse.  


<<[...] pero su visión de la relación era, inconscientemente, la de un completo déspota, un monumento a la autocracia masculina. Nunca se le había ocurrido que una esposa sigue siendo un ser individual, con derechos y obligaciones que nada tienen que ver con su condición de esposa. Todo lo que decía presuponía su propia supremacía; daba por hecho que era él quien dirigía y ella la que debía ser dirigida.>>





Seveneves (Siete Evas) ~ Neal Stephenson

Ciencia ficción pura y dura de uno los maestros. No sé cuánto tiempo habrá invertido en escribir este mastodonte, pero se puede morir tranquilo si quiere porque es una de las mejores novelas especulativas que he tenido el placer de leer. Se nota que es un hombre que ha vivido rodeado de ciencia y que él mismo se ha dedicado a ella por la cantidad de explicaciones técnicas (más o menos acertadas, ni idea, pero yo me lo he creído) sobre cada aparato y chisme existente y que puede ser la salvación de la especie humana. A sus pies.



<<La luna estalló sin aviso previo ni razón aparente. Estaba en fase creciente, a falta de un día para la luna llena.>>





Al este del Edén ~ John Steinbeck

Parece que tengo fijación por los Nobeles de literatura, pero es que Jorge lo vendió muy bien en su reseña y una vez que empecé el libro fue imposible parar de leer. Es uno de esos clásicos atemporales, un poco autobriográfico, que considero imprescindible en la biblioteca de cualquier lector adulto. Bien podrían haber durado 600 páginas más las idas y venidas de los Trask y los Hamilton, que no hubiera puesto pega alguna.


<<Solo tenemos una historia. Todas las novelas, la poesía entera, están edificadas sobre la lucha interminable entre el bien y el mal que tiene lugar en nuestro interior.>>






Si pensábamos que los hermanos pequeños viven a la sombra de sus hermanos mayores estábamos muy equivocados y el claro ejemplo es Anne, la pequeña de las Brontë que se atrevió a criticar a la sociedad en este libro, de una manera muy directa. También se la considera como una de las primeras novelas feministas de su época. En forma epistolar narra la historia de una mujer que ante el continuo acoso y libertinaje de su marido, decide huir, por cuenta propia, junto a su hijo en busca de una vida mejor. Es sin duda alguna, un retrato cruel y muy aclaratorio respecto a las costumbres de la sociedad, en el que intervienen el qué dirán y las reprobaciones que se les hacían a las mujeres cuando se aventuraban a decir "hasta aquí he llegado" aún teniendo un gran respeto por el matrimonio y la religión. No subestiméis las novelas de Anne, seguro que os dan una grata sorpresa.

<<Preferiría su amistad antes que el amor de cualquier otra mujer.>>





Teoría King Kong ~ Virginie Despentes

Virginie Despentes ha escrito uno de esos libros que te vuelan la cabeza. Es una autora con las ideas claras, que las defiende de manera activa y sin tapujos. En las menos de 150 páginas que tiene el libro no deja títere con cabeza. Autobiográfico y que pone en tela de juicio y disecciona los roles de género, si están predeterminados o no, el controvertido asunto de la violación hasta llegar a la cuestión del mundo pornográfico. Hasta que punto el hombre sigue siendo dueño del mundo y, aunque no lo haga girar (pero lo cree), sigue siendo el dictador que pone las normas y ante el cual todos tenemos que doblar la rodilla. Mujeres y hombres. Sin excepción.

<<El poder que te permite ser desagradable, exigir, ser cortante. Y ese poder no es más vulgar cuando una mujer lo ejerce que cuando lo hace un hombre. Se supone que, a causa de nuestro sexo, nosotras debemos renunciar a éste tipo de placer. >>





El cuento de la criada ~ Margaret Atwood

La vuelta a los valores más puritanos ha hecho que en una parte de Estados Unidos se cree una teocracia en la que las mujeres han quedado a merced de los hombres y son consideradas, prácticamente, como un vientre fértil y cuya única misión es engendrar descendencia sana. A través de las reflexiones de Defred el lector es testigo de que las mujeres no son las únicas prisioneras y que existen muchos más detractores del régimen de lo que se espera. Es sin duda alguna, una de las obras más emblemáticas de Atwood, con la reflexión de la posición de la mujer en la sociedad, la cruda crítica que hace sobre los extremos y lo que parece una distopía asfixiante no tan desconocida en realidad.


<<Ésta es la clase de detalles que les gusta: arte popular, arcaico, hecho por las mujeres en su tiempo libre con cosas que ya no sirven. Un retorno a los valores tradicionales. No consumir, no desear. Si no consumo, ¿Por qué, a pesar de ello, deseo?>>





Trilogía Vatídico ~ Robin Hobb

Este año, Robin Hobb ha sido mi descubrimiento estrella. Nunca me había enamorado tanto de una narración ni de unos personajes como los que ha creado esta autora. Aunque sea la historia más manida del mundo (un bastardo en la corte de su padre) el maravilloso estilo de Hobb hace que las páginas pasen volando y que te encariñes de forma loca con todos los personajes. Son ellos los que hacen la historia y consiguen que el efecto de adentrarse en el reino de los Vatídico sea como cruzar una puerta cada vez que abres el libro.


<<Hay un punto muerto en la noche, la hora más negra y fría, cuando el mundo se ha olvidado del atardecer y el alba no es todavía ninguna promesa. Un momento en que es demasiado pronto para levantarse, pero tan tarde que irse a la cama no tiene sentido.>>




Trilogía Xenogénesis ~ Octavia Butler

El mundo se ha ido al traste y con él la raza humana. Casi al borde la extinción por culpa de guerras sin sentido, el agotamiento de los recursos naturales y el egoísmo, a los humanos les quedan muy pocas alternativas, entre ellas los oankali. Seres extraterrestres, diferentes a nuestros ojos, pero mucho más sabios y conocedores de la naturaleza humana de lo que nos pensamos. Octavia se mete de lleno en la ciencia ficción especulativa con una soltura y una capacidad de crear personajes extraterrestres más humanos que nosotros mismos. Sus reflexiones acerca de lo que estamos haciéndole al planeta, nuestra condición sobre qué nos hace humanos y hasta punto estamos dispuestos a arriesgarlo todo para seguir siéndolo. Una obra maestra.

<<O, ¿cómo podían dejar ellos que otra gente, demente, llegase a controlar unos artefactos que podían hacer tanto daño? Si sabías que alguien había perdido la razón, entonces le impedías actuar. No le dabas el poder.>>




Las Sinsombrero ~ Tània Balló

La generación del 27 también estaba compuesta por mujeres. Vaya sorpresa ¿no? Artistas, poetas, escritoras y musas que se han perdido en el eco de la historia nacional a causa del grandísima sombra de sus compañeros masculinos y de una sociedad hecha por y para hombres, que solo los beneficiaba a ellos y relegaban a la mujer a los papeles más convencionales. En este compendio de la historia de cada una de esas mujeres, Tània Balló las presenta, más allá de las relaciones con sus congéneres masculinos, para sacarlas a la luz y hacernos ver que nos han estado contado una parte de la historia de España a mitad. Sin contar con ellas. Sin incluirlas en libros de texto para que muchas niñas puedan tener un referente. Sin dejárnoslas ver.

<<¿Por qué no podremos ser nosotras, sencillamente, sin más? No tener nombre, ni tierra, no ser de nada ni de nadie, ser nuestras, como son blancos los poemas o azules los lirios.>>



Y hasta aquí mi Top 10 de lecturas del 2.016. Espero que os haya gustado y que os animéis con alguno de ellos. ¡Feliz 2.017!